A veces, después de un golpe, alguno de tus dientes puede salir de la boca. Una rápida actuación puede hacer posible la recuperación de ese diente. Como resultado de un golpe, alguno de tus dientes puede salir entero de la boca y caer al suelo. ¿Qué hacer entonces? Lo primero: Conservar la calma. A continuación localízalo y recógelo del suelo sujetándolo por la corona (no por la raíz) y si es posible lávalo con suero fisiológico o agua. ¡Nunca uses…