Skip to main content
search

Tener la lengua con hongos puede ser motivo de preocupación, ya que no solo puede causar molestias, sino también indicar posibles problemas de salud subyacentes. El término médico para referirse a la lengua con hongos es candidiasis oral o muguet bucal. Esta condición, causada comúnmente por el hongo Candida albicans, puede manifestarse con manchas blancas en la lengua, sensación de ardor y, en algunos casos, alteración del sentido del gusto. En el artículo de hoy, trataremos los hongos en la lengua, abordando las causas, síntomas y, lo más importante, cómo tratar esta afección para recuperar la salud bucal. 

Consecuencias de tener la lengua con hongos 

Tener la lengua con hongos, o experimentar candidiasis oral, puede tener diversas consecuencias que afectan tanto la salud bucal como el bienestar general. Estos son algunos de los efectos más comunes: 

Alteración del sentido del gusto 

La lengua con hongos puede provocar una alteración significativa en el sentido del gusto. El hongo Candida albicans, que suele ser el responsable de la infección, puede multiplicarse en la lengua y las papilas gustativas, interfiriendo con la capacidad del individuo para percibir sabores de manera normal. Esta alteración puede manifestarse como una disminución de la sensibilidad gustativa, cambios en la percepción de los sabores o, en algunos casos, una sensación persistente de sabor amargo o metálico. La presencia de hongos en la lengua puede afectar negativamente la experiencia alimentaria y contribuir a la pérdida de apetito en algunos casos.

Mal aliento 

La lengua con hongos es una causa común de mal aliento o halitosis. El crecimiento excesivo de hongos en la lengua y otras áreas de la boca puede generar olores desagradables. Además, la candidiasis oral a menudo se asocia con la acumulación de placas blancas en la lengua, lo que proporciona un entorno propicio para la proliferación de bacterias responsables del mal aliento. La halitosis relacionada con la candidiasis oral puede persistir incluso después del cepillado dental y el uso de enjuagues bucales convencionales, lo que destaca la importancia de abordar la infección subyacente para combatir eficazmente el problema del mal aliento.

Debilitación del sistema inmunológico 

En algunos casos, la lengua con hongos puede indicar un debilitamiento del sistema inmunológico. Las personas con sistemas inmunológicos comprometidos, ya sea debido a enfermedades crónicas, tratamientos médicos como quimioterapia, o condiciones como el VIH, son más propensas a desarrollar candidiasis oral. El hongo Candida albicans, que normalmente coexiste en la boca en cantidades controladas, puede proliferar sin restricciones cuando el sistema inmunológico está debilitado. Por lo tanto, la presencia recurrente de candidiasis oral puede ser una señal de alerta sobre la salud general del sistema inmunológico del individuo, y su tratamiento debe abordarse en consulta con profesionales de la salud para evitar complicaciones y evaluar posibles factores subyacentes.

Síntomas de la lengua con hongos

Tener la lengua con hongos presenta diferentes síntomas y estos son  algunos de los más comunes:

  • Manchas blancas: uno de los signos visibles más distintivos de la candidiasis oral son las manchas blancas o placas en la lengua. Estas pueden tener una apariencia similar a la leche cuajada y a menudo se extienden a otras áreas de la boca, como las encías, el paladar y las mejillas internas.
  • Sensación de ardor: las personas con candidiasis oral pueden experimentar una sensación persistente de ardor o picazón en la lengua y la boca. Esta molestia puede dificultar actividades cotidianas como hablar, comer o tragar.
  • Malestar o dolor: la presencia de hongos en la lengua puede causar malestar o dolor localizado. Este dolor puede ser más pronunciado durante la ingestión de alimentos o líquidos, especialmente en casos de infección más avanzada.
  • Dificultad para tragar: en casos más avanzados, la candidiasis oral puede causar dificultad para tragar, ya que las placas blancas y la inflamación en la lengua pueden interferir con el proceso de deglución.
  • Enrojecimiento o inflamación: además de las manchas blancas, la lengua y otras áreas afectadas pueden presentar enrojecimiento e inflamación. Estos síntomas pueden indicar una respuesta inflamatoria a la presencia de hongos.

Es fundamental tener en cuenta que los síntomas de los hongos en la lengua pueden variar en severidad y presentación. La identificación temprana de estos síntomas y la búsqueda de atención médica son clave para un diagnóstico preciso y un tratamiento efectivo. 

Causas de la lengua con hongos 

La candidiasis oral, o lengua con hongos, es causada principalmente por el crecimiento excesivo del hongo Candida albicans en la boca. Este hongo es parte normal de la flora bucal en cantidades controladas, pero ciertas condiciones pueden favorecer su proliferación descontrolada. Las principales causas de la lengua con hongos incluyen:

  • Sistema inmune débil: un sistema inmunológico debilitado es una de las principales causas de la candidiasis oral. Las personas con sistemas inmunológicos comprometidos, ya sea debido a enfermedades como el VIH, tratamientos médicos como la quimioterapia, o condiciones que afectan la respuesta inmunológica, son más propensas a desarrollar infecciones fúngicas, incluyendo la candidiasis oral.
  • Uso de antibióticos: los antibióticos pueden alterar el equilibrio natural de la flora bacteriana en la boca, permitiendo que los hongos, como Candida albicans, se multipliquen sin restricciones. Este desequilibrio puede aumentar el riesgo de desarrollar candidiasis oral.
  • Diabetes: las personas con diabetes, especialmente aquellas con niveles de glucosa mal controlados, pueden tener un mayor riesgo de desarrollar infecciones fúngicas, incluida la candidiasis oral. La saliva rica en azúcar proporciona un entorno propicio para el crecimiento de hongos.
  • Higiene oral inadecuada: la falta de una higiene bucal adecuada puede favorecer la acumulación de bacterias y hongos en la boca. El cepillado insuficiente, la falta de uso de hilo dental y la falta de limpieza de prótesis dentales pueden contribuir al desarrollo de candidiasis oral.
  • Factores hormonales: cambios hormonales, como los que ocurren durante el embarazo, la menstruación o el uso de anticonceptivos orales, pueden influir en el equilibrio de la flora bucal y aumentar la susceptibilidad a infecciones fúngicas.
  • Edad avanzada: las personas de edad avanzada, especialmente aquellas que usan dentaduras postizas, pueden tener un mayor riesgo de candidiasis oral debido a cambios en la estructura y la composición de la boca, así como a la menor producción de saliva.
  • Enfermedades crónicas: algunas enfermedades crónicas, como la enfermedad renal crónica, el síndrome de Sjögren o enfermedades autoinmunes, pueden aumentar el riesgo de candidiasis oral debido a la alteración del entorno bucal y la respuesta inmunológica.
  • Tabaquismo: fumar puede afectar negativamente la salud bucal y aumentar el riesgo de infecciones fúngicas. La irritación causada por el tabaco y los productos químicos presentes en el humo pueden favorecer el crecimiento de hongos.

La lengua con hongos no siempre está relacionada con una sola causa, y a menudo se desarrolla como resultado de la interacción de varios factores. Identificar y abordar las causas subyacentes es crucial para un tratamiento efectivo y la prevención de recurrencias. Si se sospecha de candidiasis oral, es recomendable buscar la evaluación de un profesional de la salud dental o médico para un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.

Odontóloga - Directora Clínica Licenciada en Odontología por la Universidad Europea de Madrid. Máster oficial en Endodoncia Avanzada, Universidad Europea de Madrid. Diplomada en Cirugía Bucal, Universidad Complutense de Madrid.

Close Menu