Skip to main content

La caries infantil es una de las enfermedades más comunes en la infancia, afectando a más del 50% de los niños y niñas menores de 5 años. Es importante prevenirla y tratarla a tiempo para evitar complicaciones a largo plazo en la salud bucal de los más pequeños. En este artículo, hablaremos sobre los factores de riesgo, la prevención y el tratamiento de la caries infantil.

 

¿Qué es la caries infantil?

La caries infantil es una enfermedad crónica, infecciosa y transmisible, que afecta a los dientes de leche y a los dientes permanentes. Es causada por la acumulación de bacterias en la superficie dental, que forman una placa pegajosa y ácida, que debilita el esmalte y la dentina, y causa la caries.

 

Factores de riesgo

Algunos factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar caries infantil, como la dieta rica en azúcares y carbohidratos, la higiene bucal deficiente, la falta de fluoruro en el agua y los productos dentales, la presencia de caries en los padres o cuidadores, y la falta de atención dental regular.

 

¿Por qué los niños son más propensos a la caries dental?

Los niños son más propensos a la caries dental debido a una combinación de factores. En primer lugar, los dientes de los niños son más suaves y porosos que los dientes de los adultos, lo que los hace más vulnerables a la descomposición. Además, los niños suelen tener hábitos alimenticios menos saludables, consumiendo alimentos ricos en azúcares y carbohidratos refinados, que pueden dañar los dientes y promover el crecimiento de bacterias que causan caries.

Otro factor que contribuye a la caries infantil es la falta de higiene dental adecuada. Los niños pueden tener dificultades para cepillarse los dientes correctamente, lo que puede dejar residuos de alimentos y placa bacteriana en los dientes y encías. Además, los niños pueden ser reacios a cepillarse los dientes o usar hilo dental, lo que puede llevar a una acumulación de placa y caries.

También es importante tener en cuenta que la salud dental de los niños a menudo depende de los cuidadores adultos, como los padres o los cuidadores de la guardería. Si estos cuidadores no fomentan hábitos saludables de higiene dental y alimentación, los niños pueden estar en mayor riesgo de desarrollar caries dentales. Por estas razones, es importante que los niños reciban atención dental regular y aprendan hábitos saludables de higiene dental y alimentación desde una edad temprana.

 

Prevención de la caries infantil

La prevención de la caries infantil comienza desde el nacimiento, con una buena alimentación y una higiene bucal adecuada. Algunas medidas para prevenir la caries infantil incluyen:

Lactancia materna y alimentación saludable

La lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses y la introducción de alimentos saludables y variados después de esa edad pueden prevenir la caries infantil. Evitar el consumo de bebidas y alimentos ricos en azúcares y carbohidratos también es fundamental.

Higiene bucal adecuada

Desde el nacimiento, es importante limpiar las encías y los dientes del bebé con una gasa o cepillo suave y agua limpia. Después de los 2 años, se puede comenzar a utilizar pasta dental con fluoruro y enseñar al niño a cepillarse los dientes dos veces al día, con supervisión de un adulto.

Fluoruro

El fluoruro es una sustancia que fortalece el esmalte dental y previene la caries. Puede encontrarse en el agua potable, en los productos dentales y en algunos alimentos y bebidas. En la Clínica Dental Irene Borro, recomendamos el uso de productos dentales con fluoruro y la aplicación de barniz de fluoruro en los dientes de los niños y niñas.

Atención dental regular

Las visitas regulares al dentista son esenciales para prevenir y tratar la caries infantil. En la Clínica Dental Irene Borro, ofrecemos revisiones y tratamientos dentales adaptados a las necesidades de cada niño y niña, con un enfoque preventivo y sin dolor.

 

Síntomas de la caries infantil

Los síntomas de la caries infantil pueden variar según la gravedad de la afección. En las etapas iniciales, la caries puede no causar ningún síntoma, lo que hace que sea importante realizar revisiones dentales regulares para detectar cualquier problema dental antes de que empeore.

A medida que la caries progresa, pueden aparecer los siguientes síntomas:

  • Sensibilidad dental: el niño puede experimentar dolor o sensibilidad al comer alimentos dulces, calientes o fríos.
  • Manchas blancas o marrones en los dientes: estos pueden ser un signo temprano de caries dental.
  • Dolor al morder o masticar: esto puede indicar que la caries ha llegado a la raíz del diente.
  • Mal aliento persistente: esto puede ser un signo de caries avanzada o de infección dental.
  • Hinchazón o enrojecimiento de las encías: esto puede ser un signo de infección en la raíz del diente.

Es importante recordar que los niños pueden tener dificultades para comunicar los síntomas dentales que experimentan. Por lo tanto, es importante estar atentos a cualquier cambio en los hábitos alimenticios o de higiene dental del niño, así como a cualquier signo de incomodidad o dolor alrededor de la boca o los dientes.

 

¿Cómo se diagnostica la caries infantil?

La caries infantil se puede diagnosticar mediante una revisión dental de rutina, en la que el dentista examina los dientes del niño en busca de signos de caries. El dentista utilizará herramientas especiales, como una sonda dental o una radiografía, para examinar los dientes con más detalle y detectar caries que pueden estar ocultas.

Además, el dentista preguntará al niño y a los padres sobre la historia dental del niño, incluyendo cualquier síntoma que pueda estar experimentando y cualquier problema de salud dental previo. Si el dentista sospecha que el niño tiene caries, puede recomendar un tratamiento adicional para confirmar el diagnóstico, como una radiografía dental o una tomografía computarizada.

En algunos casos, los padres o cuidadores pueden notar signos de caries en el niño, como manchas blancas o marrones en los dientes, dolor al morder o sensibilidad dental. En estos casos, es importante llevar al niño al dentista lo antes posible para recibir tratamiento y prevenir que la caries empeore.

 

Tratamiento de la caries infantil

Si se detecta la caries infantil, es importante tratarla a tiempo para evitar complicaciones como el dolor, la infección y la pérdida prematura de los dientes. El tratamiento de la caries infantil puede variar según la gravedad de la lesión. En la Clínica Dental Irene Borro, ofrecemos diferentes opciones de tratamiento:

Sellado de fisuras

El sellado de fisuras es una técnica preventiva que consiste en aplicar una resina en las fisuras de los molares, para evitar que las bacterias se acumulen y formen caries.

Obturación dental

La obturación dental es un tratamiento restaurativo que consiste en eliminar la caries y rellenar la cavidad con una resina del mismo color del diente, para devolverle su forma y función.

Pulpectomía y coronas de acero

En casos más graves de caries infantil, puede ser necesario realizar una pulpectomía, que consiste en eliminar la pulpa dental infectada y rellenar la raíz con una pasta. Posteriormente, se coloca una corona de acero inoxidable para proteger el diente.

 

Toma la mejor decisión para la salud dental de tu hijo con Clínica Dental Irene Borro

Si estás preocupado por la salud dental de tu hijo, la Clínica Dental Irene Borro está aquí para ayudarte. Nuestro equipo de dentistas altamente capacitados se especializa en el tratamiento de la caries infantil y está comprometido en brindar el mejor cuidado dental posible a los niños. No dudes en visitar la Clínica Dental Irene Borro. ¡Estamos aquí para ayudarte a mantener la sonrisa de tu hijo sana y brillante!

 

Odontóloga - Directora Clínica Licenciada en Odontología por la Universidad Europea de Madrid. Máster oficial en Endodoncia Avanzada, Universidad Europea de Madrid. Diplomada en Cirugía Bucal, Universidad Complutense de Madrid.

Close Menu