Skip to main content

La cavidad oral de los más pequeños también puede sufrir daños, como la famosa caries del biberón. ¿Has escuchado alguna vez hablar de esta afección dental? ¡Pues sigue leyendo!

¿Qué es la caries del biberón?

Las caries del biberón, también conocidas como caries de la infancia temprana, son un tipo de deterioro dental que afecta a los bebés y niños pequeños. Se producen cuando los dientes de leche entran en contacto prolongado con líquidos azucarados, como la leche materna, la fórmula infantil, jugos de frutas o bebidas endulzadas, durante períodos prolongados de tiempo, especialmente durante la noche. Esto puede ocurrir cuando los bebés son amamantados con frecuencia durante la noche, o si se les da una botella de fórmula o jugo para que se duerman.

Las caries del biberón pueden ser muy perjudiciales para los dientes de leche, ya que el azúcar en los líquidos proporciona alimento para las bacterias que causan la caries. Estas bacterias producen ácidos que atacan el esmalte dental, causando la formación de cavidades. Si no se tratan, estas caries pueden provocar dolor, infecciones e incluso la pérdida prematura de los dientes de leche, lo que puede afectar el desarrollo del habla y la masticación del niño.

Es importante prevenir las caries del biberón manteniendo una buena higiene dental desde una edad temprana. Esto incluye limpiar las encías del bebé con una gasa húmeda después de cada alimentación y comenzar a cepillar los dientes tan pronto como aparezcan, utilizando pasta dental con flúor en cantidades adecuadas. También es crucial limitar la exposición del bebé a líquidos azucarados y evitar darle una botella con estos líquidos para que se duerma.

Los padres y cuidadores también deben fomentar hábitos alimenticios saludables y limitar el consumo de azúcares refinados y alimentos procesados. Las visitas regulares al dentista también son fundamentales para detectar y tratar cualquier signo de caries del biberón en sus etapas iniciales, así como para proporcionar orientación sobre la salud dental infantil. En resumen, la prevención y la educación son clave para evitar las caries del biberón y promover una buena salud bucal en los niños pequeños.

Causas de la caries del biberón

Las caries del biberón tienen varias causas que contribuyen a su desarrollo en los bebés y niños pequeños. A continuación, se detallan algunas de las causas más comunes:

  1. Consumo de líquidos azucarados: la principal causa de las caries del biberón es el consumo de líquidos azucarados, como la leche materna, la fórmula infantil, jugos de frutas o bebidas endulzadas. Estos líquidos contienen azúcares que alimentan a las bacterias presentes en la boca, promoviendo así la formación de ácidos que atacan el esmalte dental y causan la caries.
  2. Uso prolongado del biberón: el uso prolongado del biberón, especialmente durante la noche o durante largos períodos de tiempo, aumenta el riesgo de caries del biberón. Cuando un bebé o niño pequeño se duerme con el biberón en la boca, los líquidos azucarados quedan en contacto con los dientes durante un período prolongado, proporcionando un ambiente favorable para el crecimiento de las bacterias causantes de la caries.
  3. Falta de higiene dental: la falta de hábitos de higiene dental adecuados también puede contribuir al desarrollo de las caries del biberón. Si los dientes y las encías del bebé no se limpian adecuadamente después de las comidas, los restos de alimentos y líquidos azucarados pueden permanecer en la boca, aumentando el riesgo de formación de caries.
  4. Transmisión de bacterias: la transmisión de bacterias causantes de caries de los padres u otros cuidadores también puede aumentar el riesgo de caries del biberón en los bebés. Las bacterias responsables de la caries pueden transmitirse a través de la saliva, por lo que compartir utensilios de comida o limpiar el chupete con la boca puede introducir bacterias en la boca del bebé.
  5. Factores de riesgo adicionales: otros factores de riesgo que pueden contribuir al desarrollo de las caries del biberón incluyen la exposición temprana a caries en la madre, el uso prolongado de chupetes endulzados, la falta de acceso a atención dental adecuada y la falta de fluoruro, que ayuda a fortalecer el esmalte dental.

Tratamiento para las caries del biberón

El tratamiento para las caries del biberón varía dependiendo del grado de deterioro dental y la edad del niño. Aquí se presentan algunas opciones comunes de tratamiento:

  1. Remoción de la caries: si la caries está en una etapa temprana y afecta solo una pequeña parte del diente, el dentista puede optar por remover la parte afectada y restaurar el diente con un material de relleno dental, como resina compuesta. Esto se realiza bajo anestesia local para garantizar la comodidad del niño durante el procedimiento.
  2. Pulpotomía: si la caries ha avanzado y afecta la pulpa dental (el tejido interno del diente), el dentista puede realizar una pulpotomía. Este procedimiento implica la remoción de la pulpa infectada y su reemplazo con un material especial para preservar la estructura del diente. La pulpotomía generalmente se realiza en dientes de leche para prevenir la propagación de la infección y preservar el diente hasta que el diente permanente esté listo para emerger.
  3. Extracción dental: en casos graves donde la caries ha dañado significativamente el diente y no es posible realizar una restauración efectiva, el dentista puede recomendar la extracción del diente afectado. La extracción puede ser necesaria para prevenir el dolor y la propagación de la infección a otros dientes.
  4. Tratamiento de conducto: en casos extremos donde la caries ha alcanzado la pulpa dental y ha causado una infección grave, puede ser necesario realizar un tratamiento de conducto en un diente de leche. Este procedimiento implica la remoción de la pulpa infectada, la limpieza del conducto radicular y el relleno del espacio con un material especial para prevenir la recurrencia de la infección.

En nuestra clínica dental en Madrid luchamos contra la caries infantil para que no se convierta en una infección dolorosa y peligrosa para los más pequeños. Este tratamiento consiste en realizar un empaste de un modo similar al de los adultos.

Más allá del empaste, en Odontología Dra. Irene Borro podremos ofrecerte consejos para el cuidado de los dientes del bebé. ¡Ven a visitarnos!

 

Directora de la Clínica Dental Dra. Irene Borro Licenciada en Odontología por la Universidad Europea de Madrid en el año 2005. Máster oficial en Endodoncia Avanzada, Universidad Europea de Madrid. Diplomada en Cirugía Bucal, Universidad Complutense de Madrid. Miembro de la Sociedad Española de Endodoncia (AEDE).

Close Menu