Skip to main content
search

La mordida en tijera es una maloclusión dental que puede afectar tanto la estética como la función de la boca. También conocida como mordida cruzada anterior, se caracteriza por una superposición excesiva de los dientes anteriores inferiores sobre los dientes anteriores superiores. Esta condición puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de una persona, afectando su apariencia facial, capacidad para morder y masticar correctamente, así como su salud bucal en general.

Si estás experimentando problemas con tu mordida o tienes preocupaciones sobre la alineación de tus dientes, es fundamental buscar una evaluación profesional. Un ortodoncista capacitado puede realizar un diagnóstico preciso y recomendarte el tratamiento más adecuado para tu caso específico. Continúa leyendo para obtener una visión completa de la mordida en tijera y cómo podemos ayudarte a lograr una sonrisa saludable y equilibrada.

¡En la Clínica Dental Dra. Borro, estamos comprometidos a brindarte la mejor atención y resultados excepcionales!

 

¿Qué es la mordida en tijera?

La mordida en tijera, también conocida como mordida cruzada anterior, es una maloclusión dental que se caracteriza por una posición incorrecta de los dientes superiores e inferiores al cerrar la boca. En esta condición, los dientes anteriores inferiores se superponen de manera excesiva sobre los dientes anteriores superiores, creando una apariencia similar a la acción de unas tijeras al cerrarse.

Esta malposición dental puede afectar tanto a los dientes de leche en los niños como a los dientes permanentes en adolescentes y adultos. Es importante destacar que la mordida en tijera no se corrige por sí sola y tiende a empeorar con el tiempo si no se trata adecuadamente. Sin embargo, con un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado, es posible corregir esta condición y lograr una mordida equilibrada y una sonrisa estética.

 

Causas de la mordida en tijera

La mordida en tijera puede ser causada por una combinación de factores genéticos y ambientales. A continuación, se presentan algunas de las causas más comunes de esta maloclusión dental:

 

Herencia genética

La predisposición a tener una mordida en tijera puede ser hereditaria. Si alguno de tus padres o familiares cercanos tiene este tipo de maloclusión, es posible que también tengas un mayor riesgo de desarrollarla.

 

Problemas en el desarrollo dental

Algunas personas pueden experimentar un desarrollo dental anormal, lo que puede llevar a la aparición de una mordida en tijera. Esto puede incluir una discrepancia en el tamaño de los maxilares superior e inferior, o un crecimiento desigual de los dientes.

 

Hábitos bucales perjudiciales

Algunos hábitos bucales perjudiciales, como chuparse el dedo o chuparse el pulgar durante mucho tiempo, pueden ejercer presión sobre los dientes y la mandíbula, lo que puede contribuir al desarrollo de una mordida en tijera.

 

Malposición dental

La posición incorrecta de los dientes, como la protrusión excesiva de los dientes inferiores, puede llevar a la superposición de los dientes anteriores y, por lo tanto, a una mordida en tijera.

 

Malformaciones craneofaciales

Algunas malformaciones craneofaciales, como el paladar estrecho o el retroceso mandibular, pueden contribuir al desarrollo de una mordida en tijera.

 

Es importante tener en cuenta que cada caso de mordida en tijera es único, y las causas pueden variar de una persona a otra.

 

Síntomas de la mordida en tijera

La mordida en tijera puede presentar una variedad de síntomas que pueden afectar tanto la apariencia estética como la función de la boca. A continuación, enumeramos algunos de los síntomas más comunes asociados con esta maloclusión dental:

Superposición de los dientes anteriores

El síntoma más evidente de la mordida en tijera es la superposición de los dientes anteriores inferiores sobre los dientes anteriores superiores al cerrar la boca. Esto crea una apariencia similar a unas tijeras alineadas, de ahí el nombre de esta maloclusión.

Dificultad al morder y masticar

La mordida en tijera puede dificultar el proceso de morder y masticar los alimentos correctamente. Esto se debe a la mala alineación de los dientes, lo que puede hacer que la masticación sea incómoda y menos eficiente.

Desgaste dental irregular

Debido a la falta de alineación adecuada de los dientes, es común que se produzca un desgaste dental irregular. Algunos dientes pueden experimentar una mayor presión y desgaste excesivo, lo que puede llevar a problemas de sensibilidad dental y deterioro de la estructura dental a largo plazo.

Problemas de pronunciación

La mordida en tijera puede afectar la forma en que se pronuncian ciertos sonidos y palabras. Esto se debe a la posición incorrecta de los dientes, que puede interferir con la colocación adecuada de la lengua y los labios al hablar.

Dolor en la mandíbula

Algunas personas con mordida en tijera pueden experimentar dolor o incomodidad en la mandíbula, especialmente al abrir y cerrar la boca. Esto puede deberse a la tensión ejercida en la articulación temporomandibular debido a la maloclusión dental.

Problemas estéticos

La mordida en tijera puede afectar la apariencia estética de la sonrisa. Los dientes superpuestos pueden hacer que la sonrisa se vea desalineada o desequilibrada, lo que puede afectar la confianza y la autoestima de una persona.

 

Si experimentas alguno de estos síntomas, es importante buscar una evaluación profesional por parte de un ortodoncista. El diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado pueden ayudar a corregir la mordida en tijera y mejorar tanto la función como la estética de tu sonrisa.

 

Diagnóstico de la mordida en tijera en la Clínica Dental Dra. Borro

Durante tu consulta inicial, nuestra ortodoncista realizará una evaluación exhaustiva para determinar la presencia de esta maloclusión y planificar el tratamiento más adecuado para ti. A continuación, te describimos el proceso de diagnóstico que se sigue en nuestra clínica:

 

  1. Historial médico y dental: El ortodoncista comenzará por revisar tu historial médico y dental completo. Es importante compartir cualquier información relevante, como antecedentes familiares de maloclusiones, hábitos bucales perjudiciales o tratamientos dentales previos.

 

  1. Examen visual y físico: Se llevará a cabo un examen visual y físico detallado de tu boca y rostro. El ortodoncista observará la posición de los dientes, la mordida y la alineación de la mandíbula. También pueden palpar las articulaciones temporomandibulares para evaluar la función y detectar posibles signos de trastornos de la articulación temporomandibular.

 

  1. Fotografías y radiografías: Para obtener una visión más precisa de tu mordida y estructura dental, se pueden tomar fotografías intraorales y extraorales. Además, se pueden solicitar radiografías, como radiografías panorámicas o radiografías cefalométricas, para evaluar la posición de los dientes y los maxilares.

 

  1. Impresiones y modelos dentales: En algunos casos, se pueden tomar impresiones de tus dientes y maxilares para crear modelos dentales tridimensionales. Estos modelos permiten al ortodoncista estudiar la relación entre los dientes, la oclusión y la alineación de manera más detallada.

 

  1. Análisis cefalométrico: En situaciones más complejas, el ortodoncista puede realizar un análisis cefalométrico. Esto implica medir y evaluar diferentes estructuras óseas y dentales a través de radiografías especiales. El análisis cefalométrico proporciona información adicional sobre el desarrollo óseo y las características faciales.

 

Una vez completado el proceso de diagnóstico, el ortodoncista discutirá contigo los resultados y te proporcionará un plan de tratamiento personalizado. En la Clínica Dental Dra. Borro, ofrecemos una amplia gama de opciones de tratamiento para abordar la mordida en tijera, desde enfoques no quirúrgicos, como la ortodoncia, hasta opciones quirúrgicas, como la cirugía ortognática.

 

Tratamiento de la mordida en tijera

El tratamiento de la mordida en tijera puede variar dependiendo de la gravedad de la maloclusión y las necesidades específicas de cada paciente. En la Clínica Dental Dra. Borro, ofrecemos diversas opciones de tratamiento tanto no quirúrgicas como quirúrgicas para corregir esta condición y lograr una sonrisa funcional y estéticamente agradable. A continuación, se describen algunas de las opciones de tratamiento disponibles:

 

Opciones no quirúrgicas

  • Ortodoncia: La ortodoncia es una opción comúnmente utilizada para corregir la mordida en tijera. Se pueden utilizar diferentes tipos de brackets, como los brackets metálicos tradicionales o los brackets estéticos, junto con arcos y elásticos, para aplicar fuerzas graduales y mover los dientes a su posición correcta. 

 

El tratamiento de ortodoncia puede requerir varios meses o incluso años, dependiendo de la complejidad del caso.

  • Uso de aparatos ortopédicos: En algunos casos, se pueden utilizar aparatos ortopédicos, como expansores palatinos o mentoneras, para ayudar a corregir la mordida en tijera. 

Estos dispositivos ejercen fuerzas controladas sobre los maxilares y los dientes, promoviendo el crecimiento y la remodelación ósea para lograr una mejor alineación.

 

Opciones quirúrgicas

  • Cirugía ortognática: En casos más severos de mordida en tijera, puede ser necesario recurrir a la cirugía ortognática. Este procedimiento combina la ortodoncia con la cirugía maxilofacial para corregir la posición de los maxilares superior e inferior. 

La cirugía ortognática puede implicar movimientos óseos, como el avance o retroceso de los maxilares, para lograr una oclusión adecuada y una armonía facial.

 

  • Extracciones dentales: En ciertos casos, especialmente cuando hay una discrepancia significativa en el tamaño de los maxilares, puede ser necesario realizar extracciones dentales selectivas. 

Esto se hace para crear espacio en el arco dental y permitir un movimiento más eficiente de los dientes hacia una posición alineada.

 

Es importante destacar que el tratamiento de la mordida en tijera debe ser realizado por profesionales especializados en ortodoncia y cirugía maxilofacial.

 

Cuidados post-tratamiento de la mordida en tijera

Después de someterte a un tratamiento para corregir la mordida en tijera, es importante seguir ciertos cuidados para garantizar resultados duraderos y mantener una sonrisa saludable. A continuación, se enumeran algunos consejos de cuidado post-tratamiento:

 

  • Sigue las instrucciones del ortodoncista: Asegúrate de seguir todas las instrucciones y recomendaciones proporcionadas por tu ortodoncista o cirujano maxilofacial. Esto puede incluir pautas sobre cómo limpiar tus dientes y aparatos ortodónticos, qué alimentos evitar o cómo llevar a cabo los ajustes necesarios en el caso de haberse realizado una cirugía ortognática.

 

  • Mantén una buena higiene oral: Continúa con una rutina de higiene oral rigurosa y adecuada. Cepilla tus dientes al menos dos veces al día con un cepillo de dientes suave y utiliza hilo dental diariamente para eliminar los residuos de alimentos y la placa bacteriana. Además, considera el uso de enjuague bucal recomendado por tu dentista para mantener tus dientes y encías saludables.

 

  • Asiste a las citas de seguimiento: Programa y asiste a las citas de seguimiento programadas con tu ortodoncista. Estas visitas son importantes para monitorear el progreso de tu tratamiento y realizar los ajustes necesarios. Además, te permiten abordar cualquier inquietud o problema que puedas tener durante el proceso de recuperación.

 

  • Evita alimentos duros o pegajosos: Durante el período de recuperación, es recomendable evitar alimentos duros, pegajosos o difíciles de morder, ya que podrían dañar los aparatos ortodónticos o interferir con la cicatrización después de una cirugía ortognática. Opta por alimentos blandos, como purés, sopas, yogur, alimentos cocidos y cortados en trozos pequeños.

 

  • Protégete durante la práctica de deportes: Si practicas deportes o actividades físicas de contacto, asegúrate de usar un protector bucal adecuado para evitar lesiones en los dientes, los labios o las encías. Consulta con tu ortodoncista para obtener recomendaciones sobre el tipo de protector bucal más adecuado para tu situación.

 

  • Mantén una alimentación equilibrada: Una dieta equilibrada y saludable es fundamental para mantener la salud bucal en general. Consume alimentos ricos en nutrientes, como frutas, verduras, proteínas magras y lácteos, que ayudarán a fortalecer tus dientes y encías.

 

Prevención de la mordida en tijera

Si deseas prevenir la aparición de la mordida en tijera o evitar que esta maloclusión empeore, considera los siguientes consejos:

 

  • Visita regularmente a tu dentista: Realiza visitas periódicas a tu dentista para someterte a chequeos dentales y limpiezas profesionales. Esto permitirá detectar cualquier problema dental o maloclusión en etapas tempranas y tomar medidas preventivas.

 

  • Mantén una buena higiene oral: Cepilla tus dientes al menos dos veces al día, utiliza hilo dental diariamente y enjuágate con un enjuague bucal recomendado. Una buena higiene oral ayudará a prevenir problemas dentales y maloclusiones.

 

  • Evita hábitos perjudiciales: Evita chuparte el dedo, chupar el pulgar o morder objetos como lápices o bolígrafos. Estos hábitos pueden alterar la posición de los dientes y contribuir al desarrollo de maloclusiones, incluyendo la mordida en tijera.

 

  • Consulta a un ortodoncista: Si notas signos de maloclusión, como una mordida irregular o desalineación de los dientes, consulta a un ortodoncista lo antes posible. Un especialista podrá evaluar tu caso y recomendar el tratamiento adecuado para prevenir o corregir la mordida en tijera.

 

Logra una sonrisa saludable y alineada en la Clínica Dental Dra. Borro

La mordida en tijera es una maloclusión dental que puede afectar tanto la función como la estética de tu sonrisa. Sin embargo, gracias a los avances en odontología y a las diversas opciones de tratamiento disponibles, es posible corregir esta condición y lograr una sonrisa saludable y perfectamente alineada.

No dejes que la mordida en tijera afecte tu calidad de vida. Te invitamos a programar una cita en la Clínica Dental Dra. Borro para una evaluación completa y una consulta personalizada. Nuestro equipo estará encantado de ayudarte a encontrar la solución adecuada para tu maloclusión dental y guiarte en el camino hacia una sonrisa saludable y armoniosa.

Recuerda, tu sonrisa es única y merece recibir el mejor cuidado. ¡Confía en nosotros para lograr la sonrisa que siempre has deseado!

Odontóloga - Directora Clínica Licenciada en Odontología por la Universidad Europea de Madrid. Máster oficial en Endodoncia Avanzada, Universidad Europea de Madrid. Diplomada en Cirugía Bucal, Universidad Complutense de Madrid.

Close Menu