Skip to main content
search

El retenedor dental es crucial cuando terminamos la etapa correctiva de un tratamiento de ortodoncia. Después de pasar por un tratamiento de ortodoncia, como el uso de brackets o alineadores, llega el momento crucial de mantener los resultados obtenidos. Para lograrlo, entran en juego los retenedores dentales, dispositivos que desempeñan un papel fundamental en la fase de retención después del tratamiento.

 

En este artículo, exploraremos a fondo el mundo de los retenedores dentales de ortodoncia. Aprenderemos qué son, para qué sirven y cómo afectan a tu salud bucodental. Además, abordaremos preguntas importantes, como cuándo se colocan los retenedores, cuánto tiempo debes llevarlos y cómo cuidarlos adecuadamente. Acompáñanos en este viaje para descubrir la importancia de los retenedores dentales en el mantenimiento de una sonrisa perfectamente alineada y saludable.

¿Qué es la fase de retención? 

Antes de sumergirnos en los detalles de los retenedores dentales, es importante comprender la fase de retención en el tratamiento de ortodoncia. Esta etapa sigue a la fase activa, durante la cual los brackets y alineadores corrigen la posición de los dientes. La fase de retención es fundamental para mantener los resultados logrados y prevenir la recidiva, es decir, que los dientes vuelvan a su posición original. 

¿Qué es el retenedor dental y para qué sirve? 

El retenedor dental es un dispositivo diseñado para mantener los dientes en su nueva posición después de un tratamiento de ortodoncia. Hay diferentes tipos de retenedores, cada uno con su función específica.

Retenedores fijos 

Los retenedores fijos, también conocidos como alambres de retención, se adhieren a la parte posterior de los dientes con cemento dental. Estos retenedores son prácticamente invisibles y trabajan constantemente para mantener los dientes en su lugar. Son ideales para aquellos que prefieren una solución discreta y que no requiere la responsabilidad de quitarse y ponerse el retenedor.

Retenedores removibles 

Los retenedores removibles son dispositivos que el paciente puede retirar y volver a colocar en la boca. Están hechos a medida para adaptarse cómodamente a la boca y se utilizan principalmente durante la noche. Estos retenedores son más visibles que los fijos pero permiten una fácil limpieza y son ideales para quienes desean mayor flexibilidad.

Retenedores de ortodoncia para niños 

Para los niños que han recibido tratamiento de ortodoncia temprana, los retenedores son esenciales para garantizar que los resultados se mantengan a medida que crecen y desarrollan su dentición permanente.

¿Cuándo se colocan los retenedores de ortodoncia? 

La colocación de los retenedores generalmente sigue inmediatamente después de la remoción de los brackets o alineadores. Esto asegura que los dientes recién alineados tengan el apoyo necesario para mantener su posición. Es importante seguir las indicaciones de tu ortodoncista sobre cuándo y cómo usar los retenedores.

¿Cuánto tiempo dura la fase de retención? 

La duración de la fase de retención puede variar según cada caso individual. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los retenedores se usan activamente durante los primeros meses después de la ortodoncia y luego se usan de manera nocturna durante varios años. Algunos pacientes pueden requerir retención a largo plazo para mantener los resultados a lo largo de su vida.

¿Cómo limpiar los retenedores? 

Mantener los retenedores limpios es esencial para la higiene oral y la efectividad del tratamiento de ortodoncia. La limpieza regular de los retenedores es sencilla y debe incluir:

 

  • Cepillado: Utiliza un cepillo de dientes suave y un poco de pasta dental para cepillar suavemente el retenedor. Evita usar agua caliente, ya que podría deformar el material.

 

  • Enjuague: Enjuaga el retenedor con agua tibia después de cada comida o bebida.

 

  • Sumersión: De manera periódica, puedes sumergir el retenedor en una solución de limpieza recomendada por tu ortodoncista.

Consejos para cuidar tus retenedores de ortodoncia

Más allá de la limpieza, hay algunos consejos adicionales que pueden ayudarte a cuidar tus retenedores y garantizar su eficacia

Ten cuidado al quitarte los retenedores 

Cuando retires los retenedores removibles, hazlo con cuidado para evitar dañarlos. Sigue las instrucciones de tu ortodoncista sobre cómo quitarlos adecuadamente.

Utiliza su caja 

Cuando no estés usando tus retenedores removibles, colócalos en su estuche protector. Esto ayuda a prevenir daños y pérdidas accidentales.

Ten cuidado con los dientes incisivos al morder 

Evita morder objetos duros o alimentos pegajosos con los dientes incisivos frontales, ya que esto puede dañar los retenedores y los dientes.

No te muerdas las uñas

La onicofagia, o el hábito de morderse las uñas, puede dañar tanto los retenedores como los dientes. Evita este comportamiento.

Si se rompen, cámbialos 

Si tus retenedores se dañan o rompen, comunícate con tu ortodoncista de inmediato para reemplazarlos o repararlos.

Acude a las revisiones con tu dentista 

Programa revisiones regulares con tu ortodoncista o dentista para asegurarte de que los retenedores estén funcionando correctamente y de que no haya problemas en la alineación dental.

En resumen, los retenedores dentales son una parte esencial del proceso de ortodoncia y desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento de una sonrisa saludable y alineada. Su uso adecuado, cuidado y seguimiento son esenciales para garantizar resultados duraderos. Si estás considerando un tratamiento de ortodoncia o ya has completado uno, sigue las recomendaciones de tu ortodoncista y cuida tus retenedores para mantener esa sonrisa perfectamente alineada.

Ortodoncia en la Clínica dental Irene Borro – pide cita

¿Sueñas con tener una sonrisa radiante y alineada? En la Clínica Dental Irene Borro, en Madrid, estamos aquí para ayudarte a convertir ese sueño en realidad. Si estás considerando comenzar un tratamiento de ortodoncia, has llegado al lugar adecuado. Te invitamos a dar el primer paso hacia una sonrisa perfectamente alineada y una salud bucodental óptima.

En nuestra clínica, entendemos que cada paciente es único, y es por eso que ofrecemos una variedad de opciones de ortodoncia para satisfacer tus necesidades y preferencias individuales. A continuación, te presentamos los diferentes tipos de ortodoncia que ofrecemos:

Brackets

Los brackets son una opción de ortodoncia tradicional que ha demostrado su eficacia a lo largo de los años. Utilizamos tecnología avanzada para ofrecerte brackets más pequeños y cómodos que se adaptan mejor a tu estilo de vida. Con esta opción, puedes lograr resultados excepcionales en la corrección de problemas de alineación dental.

Ortodoncia Invisible

Si buscas un enfoque discreto para tu tratamiento de ortodoncia, la ortodoncia invisible puede ser la elección perfecta para ti. Utilizamos alineadores transparentes personalizados que son prácticamente invisibles. Además, son removibles para que puedas disfrutar de tus comidas favoritas sin restricciones y mantener una higiene bucal óptima durante el tratamiento.

Ortodoncia Lingual 

La ortodoncia lingual es otra opción discreta en la que los brackets se colocan en la parte posterior de los dientes, ocultos a la vista. Esto significa que puedes enderezar tus dientes de manera efectiva sin que nadie note que estás recibiendo tratamiento de ortodoncia.

En la Clínica Dental Irene Borro, nuestro equipo de especialistas en ortodoncia está comprometido en brindarte el más alto nivel de atención y cuidado personalizado. Entendemos que comenzar un tratamiento de ortodoncia es una decisión importante, y estamos aquí para responder a todas tus preguntas y preocupaciones.

No importa cuál sea tu preferencia, nuestro objetivo es ayudarte a alcanzar una sonrisa bonita y saludable que te haga sentir seguro y feliz. ¡Pide tu primera cita gratuita para y da el primer paso hacia una nueva y radiante sonrisa!

Odontóloga - Directora Clínica Licenciada en Odontología por la Universidad Europea de Madrid. Máster oficial en Endodoncia Avanzada, Universidad Europea de Madrid. Diplomada en Cirugía Bucal, Universidad Complutense de Madrid.

Close Menu