Skip to main content

En ocasiones, muchas personas padecen una molestia caracterizada por sentir sequedad bucal e incluso falta de saliva. En Odontología, esta sensación se conoce como xerostomía, y está provocada por una alteración en las glándulas salivales.

Muchos de nuestros pacientes nos visitan con regularidad con estos síntomas, y es que numerosos estudios han indicado que esta afección se manifiesta en uno de cada cinco adultos, afectando a un 40% de la tercera edad, en su mayoría mujeres.

Además, la presencia de saliva en nuestra cavidad oral es fundamental, ya que tiene repercusión en la facilidad de habla y masticación y ayuda a limpiar nuestros dientes y encías, eliminando posibles bacterias.

¿Qué es la xerostomía?

La xerostomía es un término médico que se refiere a la condición de tener la boca seca de manera crónica o persistente. En esta condición, la cantidad de saliva producida por las glándulas salivales disminuye, lo que puede causar molestias y problemas de salud bucal. La saliva desempeña un papel crucial en la salud oral al ayudar en la digestión de los alimentos, mantener la humedad de la boca, prevenir la acumulación de bacterias y proteger los dientes contra la caries.

¿Cuáles son las causas de la xerostomía?

La xerostomía puede ser causada por diversos factores, como efectos secundarios de ciertos medicamentos, enfermedades autoinmunes, radioterapia en la cabeza y el cuello, deshidratación, estrés o daño en las glándulas salivales. Los síntomas comunes de la xerostomía incluyen sequedad en la boca y garganta, dificultad para tragar, sensación de ardor en la boca, halitosis (mal aliento), cambio en el sentido del gusto y aumento del riesgo de caries dental y enfermedades de las encías.

  • En primer lugar, el estrés, la ansiedad o la depresión afectan al sistema nervioso y, como consecuencia, algunos órganos e incluso las glándulas salivales pueden verse afectadas.
  • El consumo de algunos fármacos como los antihistamínicos, los antihipertensivos, los diuréticos y los fármacos oncológicos, pueden tener efectos secundarios como la disminución de la saliva.
  • La pérdida de piezas dentales también provoca una disminución de estímulos en la boca, por lo que existe una menor producción de saliva.
  • Unos hábitos de alimentación con exceso en hidratos de carbono y déficit de frutas y verduras afectan en la disminución de saliva.
  • Por último, el consumo de tabaco y alcohol puede disminuir esta secreción salival al inhibir la transmisión de impulsos nerviosos.

Tratamiento para la xerostomía o boca seca

El tratamiento para la xerostomía o boca seca depende de la causa subyacente de la condición. Aquí se presentan algunas estrategias comunes para aliviar los síntomas y mejorar la producción de saliva:

  1. Hidratación: beber agua con frecuencia es fundamental para mantener la boca hidratada. Se recomienda llevar consigo una botella de agua y tomar pequeños sorbos a lo largo del día. Evitar el consumo excesivo de bebidas con cafeína y alcohol, ya que pueden contribuir a la deshidratación.
  2. Estimulantes de la saliva: algunos medicamentos de venta libre o recetados pueden ayudar a estimular la producción de saliva. Estos medicamentos pueden incluir tabletas, chicles o enjuagues bucales que contienen sustancias como la pilocarpina o la cevimelina. Es importante consultar con un médico antes de comenzar cualquier tratamiento con medicamentos.
  3. Enjuagues bucales humectantes: utilizar enjuagues bucales específicos diseñados para aliviar la sequedad bucal puede proporcionar alivio temporal. Estos enjuagues bucales suelen contener ingredientes humectantes y lubricantes que ayudan a mantener la boca hidratada. Es importante evitar los enjuagues bucales con alcohol, ya que pueden empeorar la sequedad.
  4. Higiene oral adecuada: mantener una buena higiene oral es crucial para prevenir complicaciones asociadas con la xerostomía, como la caries dental y las enfermedades de las encías. Se recomienda cepillarse los dientes al menos dos veces al día con pasta dental con flúor y usar hilo dental diariamente para eliminar la placa bacteriana y los restos de alimentos.
  5. Humidificadores: utilizar un humidificador en el hogar, especialmente durante la noche, puede ayudar a aumentar la humedad del aire y aliviar la sequedad en la boca y la garganta. Esto puede ser especialmente útil para aquellas personas que experimentan sequedad bucal durante el sueño.
  6. Evitar irritantes: evitar el consumo de tabaco y alcohol, así como alimentos picantes, ácidos o muy secos, puede ayudar a reducir la irritación en la boca y mejorar la comodidad.
  7. Visitas regulares al dentista y al médico: es importante realizar visitas regulares al dentista y al médico para monitorear la salud bucal y general, especialmente si se experimenta sequedad bucal de forma crónica. El dentista puede recomendar tratamientos adicionales para prevenir la caries dental y las enfermedades de las encías.

Desde Odontología Dra. Irene Borro te recomendamos mantener una dieta equilibrada, hacer deporte y seguir una rutina de higiene bucodental adecuada para evitar en la mayor medida posible la xerostomía. Si padeces algún síntoma o tienes alguna duda al respecto, ¡visítanos y te ayudaremos!.

Directora de la Clínica Dental Dra. Irene Borro Licenciada en Odontología por la Universidad Europea de Madrid en el año 2005. Máster oficial en Endodoncia Avanzada, Universidad Europea de Madrid. Diplomada en Cirugía Bucal, Universidad Complutense de Madrid. Miembro de la Sociedad Española de Endodoncia (AEDE).

Close Menu