La clave para disfrutar de una correcta salud oral está en la higiene bucodental. Un buen cepillado de dientes es fundamental para evitar infecciones en la boca, como las caries o las enfermedades periodontales. Por ello, desde la Clínica Dental Dra. Irene Borro te vamos a contar las diferencias entre el cepillo eléctrico y el manual.

Ambas herramientas están diseñadas para favorecer la higiene dental, pero albergan ventajas muy dispares. Ten en cuenta que lo más importante es saber llevar a cabo una buena técnica de cepillado, ya que de ello va a depender que puedas eliminar todas las bacterias orales de tus dientes y encías.

Además, no basta con usar un cepillo eléctrico o manual cuando te lavas los dientes. Incluir en tus rutinas herramientas complementarias, como la seda dental, el irrigador bucal, el colutorio oral o los cepillos interproximales es muy importante.

También debes de visitar al dentista de forma periódica para realizarte limpiezas dentales profesionales, que nos permitirán eliminar completamente el sarro de tus dientes. Con una tartrectomía anual podemos garantizarte una sonrisa limpia y libre de patologías orales. En nuestra clínica dental de Madrid apostamos por la odontología conservadora y preventiva para optimizar la salud de tu sonrisa.

Cepillo de dientes manual o cepillo eléctrico: ¿Cuál es mejor?

La realidad es que, tanto el cepillo eléctrico como el manual cumplen su función debidamente. Lo más importante es que sigas una buena técnica de cepillado, que te ayude a eliminar bacterias y restos de comida de tus dientes y encías.

Si te cepillas los dientes correctamente, puedes lograr muy buenos resultados con el cepillo eléctrico. Esta herramienta alberga algunas ventajas que debemos de tener en cuenta. Su diseño y forma de uso son características esenciales para favorecer la higiene de la sonrisa.

Ventajas del cepillo eléctrico

  • Limpieza profunda: simplemente por su tamaño y la forma en la que está diseñado, el cepillo de dientes eléctrico suele ser mucho más manejable. Gracias a esto es más fácil llegar a zonas complicadas con facilidad.
  • Higiene exhaustiva: el cabezal redondo está diseñado para rodear completamente cada diente, potenciando su limpieza con suma sencillez. Esta es una gran ventaja, ya que limpia con efectividad el diente por todas sus caras, minimizando esfuerzos.
  • Movimientos controlados: los cabezales del cepillo eléctrico ejercen movimientos ideales para eliminar gran parte de las bacterias orales solo con posar el instrumento sobre el diente.
  • Mínima presión: una de las características más importantes de los cepillos eléctricos es que no necesitan mucha presión para realizar su función con éxito. Además, en muchos casos cuentan con sensores de presión, que nos permiten minimizar daños en dientes y encías, evitando el aumento de la sensibilidad dental.
  • Tecnología: muchos de estos instrumentos de higiene bucodental incluyen tecnología de vanguardia, que favorece la limpieza dental muchísimo.

Ventajas del cepillo de dientes convencional

  • Barato: una de las ventajas del cepillo de dientes manual es su precio. Obviamente, se trata de una herramienta de higiene mucho más económica, que está al alcance de todo el mundo.
  • Eficacia: si sigues una técnica de cepillado correcta, puedes lograr los mismos resultados que con el cepillo eléctrico.
  • Transportable: se puede transportar muy fácilmente, debido a su tamaño compacto y a que no requiere del uso de corriente eléctrica.

¿Quién debe usar el cepillo eléctrico?

En la Clínica Dental Dra. Irene Borro recomendamos el uso del cepillo eléctrico a todos nuestros pacientes. Teniendo en cuenta las ventajas que incluyen, se trata de una herramienta de limpieza dental que puede favorecer la eliminación de bacterias orales con seguridad.

Aquellas personas que tienen patologías en las encías se pueden beneficiar muchísimo del cepillado con este tipo de cepillos de dientes, ya que suelen incluir indicadores de presión, que evitan lastimar las encías. Lo mismo ocurre con quienes padecen sensibilidad dental elevada.

Los niños también pueden utilizar el cepillo dental eléctrico para optimizar sus rutinas de higiene bucodental. De hecho, en el mercado es fácil encontrar dispositivos eléctricos de este estilo para niños y adolescentes.

Uso correcto del cepillo eléctrico

Seguir una buena técnica de higiene bucodental es fundamental para que tu sonrisa esté sana y bonita. Recuerda que lo apropiado es que te cepilles los dientes durante, al menos, dos minutos en total. Por lo tanto, tendrías que separar tu boca en cuatro cuadrantes y dedicar 30 segundos a cada uno de ellos.

Sigue los siguientes consejos para lavarte los dientes con el cepillo eléctrico aprovechando todas sus ventajas:

  • Divide tu boca en 4 cuadrantes: 2 en la arcada inferior y 2 en la arcada superior.
  • Coloca el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados respecto a tus piezas dentales. Esta es la forma en la que debes de utilizar este utensilio.
  • Pasa el cepillo de dientes por cada cuadrante durante 30 segundos. Higieniza tanto la cara visible de los dientes como la parte trasera.
  • El cepillo eléctrico hace su función solo con posarlo sobre el diente, así que evita ejercer demasiada presión.
  • No te olvides de la higiene lingual. Esto lo puedes hacer con un limpiador lingual o con el propio cepillo dental, ejerciendo un barrido desde atrás hacia adelante, sin presionar.
  • Cambia el cabezal del cepillo de dientes eléctrico cada cierto tiempo, con el fin de evitar daños de las bacterias que colonizan en este dispositivo. Si las cerdas del cepillo se deterioran o si ya ha tenido demasiado uso es el momento de desechar un cabezal y cambiarlo por uno nuevo.

Para asegurarte de que la higiene de tu boca ha sido impecable debes de completar la rutina de limpieza con el uso de herramientas de calidad:

  • Presta atención a los espacios interproximales o interdentales. Para ello puedes usar la seda dental o los cepillos interproximales. Estos utensilios te ayudarán a eliminar bacterias orales alojadas en estas zonas de difícil acceso para el cepillo de dientes.
  • Usa un irrigador dental para mejorar la higiene de dientes y encías. Mediante el agua a presión conseguimos retirar restos de comida y bacterias de lugares a los que no llegamos con el cepillo eléctrico, además de ejercer un masaje de calidad en la encía.
  • Finaliza siempre tu limpieza de dientes con un enjuague o colutorio bucal. Sus componentes te ayudarán a proteger tus dientes y encías de la acción bacteriana.

Pide cita en la Clínica Dental Irene Borro. Nuestro equipo de dentistas en Madrid te ayudará a sacar todo el partido al cepillo eléctrico o manual. Recuerda que la primera visita es gratis en nuestro gabinete odontológico.

Dra. Irene Borro

Odontóloga - Directora Clínica Licenciada en Odontología por la Universidad Europea de Madrid. Máster oficial en Endodoncia Avanzada, Universidad Europea de Madrid. Diplomada en Cirugía Bucal, Universidad Complutense de Madrid.

Abrir chat