Skip to main content
search

Los dientes conoides, también conocida como conoidismo, son una anomalía dental que impacta principalmente los incisivos laterales superiores. Esta particularidad conduce a que estas piezas dentales sean más pequeñas de lo normal, afectando la estética de la sonrisa. Aunque su presencia puede generar inquietud por la apariencia, en su mayoría no suelen ocasionar complicaciones graves en términos de función dental.

Sin embargo, es importante destacar que quienes presentan esta morfología dental a menudo pueden experimentar otras afecciones asociadas, como microdoncia (dientes más pequeños de lo habitual) o hipodoncia (ausencia parcial de dientes). Estas condiciones pueden requerir atención y tratamiento específico, incluyendo posiblemente intervenciones de ortodoncia.

Identificar estas problemáticas y comprender cómo manejarlas es esencial para garantizar una salud bucal óptima. Por eso, este artículo busca proporcionar información clara y detallada para responder a tus preguntas y orientarte sobre los cuidados necesarios si te encuentras en esta situación. No te pierdas esta oportunidad de aprender más sobre este tema importante para tu salud dental. ¡Estamos aquí para ayudarte!

¿Qué causa los dientes conoides?

El conoidismo, caracterizado por la presencia de dientes con forma cónica o más pequeños de lo común, tiene sus raíces en dos factores principales que influyen en el desarrollo dental.

En primer lugar, la genética juega un papel crucial. La herencia familiar desempeña un papel significativo en la configuración de la dentición de un niño. Si existen antecedentes familiares de dientes con forma de cono, es más probable que el niño herede esta característica.

Por otro lado, los factores ambientales también contribuyen al desarrollo anómalo de los dientes. La exposición excesiva a ciertas sustancias, como el flúor o la tetraciclina, puede influir en la formación dental. Además, problemas derivados de procesos inflamatorios, traumatismos, alteraciones en los nervios dentales y otras condiciones pueden provocar una displasia en la formación de las piezas dentales, contribuyendo así al conoidismo.

Es importante destacar que esta combinación de factores genéticos y ambientales puede afectar la morfología de los dientes, lo que a su vez influye en la estética y función dental. Identificar estos factores y comprender su impacto en el desarrollo dental es esencial para abordar y tratar estas condiciones de manera efectiva.

¿Pueden afectar a la funcionalidad de la boca?

Los dientes cónicos, más allá de ser un asunto estético, pueden influir en la funcionalidad bucal, causando ciertos trastornos relacionados con la mordida y la configuración general de la dentadura:

Microdoncia

En general, la microdoncia implica un tamaño menor en la dentadura general, pero sin destacar la forma de cono (su principal diferencia con los dientes cónicos) y no afecta únicamente los incisivos laterales superiores. Es por ello, que los dientes conoides también pueden considerarse un tipo de microdoncia parcial.

Hipodoncia

La Hipodoncia o agenesia puntual, es la falta de una a seis piezas dentales. En estos casos, es muy habitual que el niño no desarrolle un recambio dentario, debido a que no existe desarrollo de un diente permanente. Es por ello que la pieza de leche no se muda y permanece en su lugar. 

Dientes supernumerarios

En algunos casos, ocurre lo contrario, donde quienes tienen dientes cónicos pueden tener un número total de piezas dentales superior al estándar.

Diastema

Esta brecha se forma entre el diente cónico y su diente adyacente debido a que ocupa menos espacio que un diente normal. Esto crea un espacio entre los dientes que, aunque estéticamente visible, es una consecuencia de la forma peculiar de estos dientes.

Tratamientos para mejorar la estética de los dientes conoides

Una vez que se identifica el problema de los dientes cónicos, se llevará a cabo el tratamiento para corregirlos y lograr una sonrisa tanto estética como funcional.

Ortodoncia

Este tratamiento permite posicionar cada diente en su lugar correcto dentro de la boca. A veces, debido a los espacios entre los dientes, las piezas adyacentes se mueven para ocupar el espacio vacío. Por lo tanto, en ciertos casos, es necesario reposicionar estas piezas antes de mejorar la apariencia de la sonrisa. Para pacientes jóvenes con conoidismo, los brackets metálicos son una opción común, aunque existen opciones más discretas como los aparatos de ortodoncia invisibles, ideales para quienes prefieren que el tratamiento no afecte su imagen.

Microcarillas estéticas

Estas delgadas láminas de porcelana se adhieren a la superficie dental y son ideales para cambiar el tamaño, la forma y el color de ciertos dientes, logrando un resultado natural sin necesidad de tallar los dientes. Este método restaura la estética de los dientes con forma cónica, igualándolos al tamaño del resto.

Coronas dentales

Otra opción implica colocar fundas o coronas sobre los dientes conoides para restaurar su apariencia y protegerlos. A diferencia de las microcarillas, este tratamiento requiere el tallado del diente para asegurar un ajuste adecuado.

Implantes dentales

Según el caso, puede extraerse una pieza dental cónica y reemplazarla con un implante fabricado a medida.

Después de una evaluación minuciosa por parte del dentista y al considerar el caso, es momento de restablecer la belleza natural de tu sonrisa. En la Clínica Dental de la Dra Borro, somos expertos en Estética Dental y te proporcionaremos la solución más adecuada para corregir el conoidismo y mejorar tu sonrisa.

¿Qué pasa si no corrijo a tiempo los dientes conoides?

La corrección temprana de los dientes conoides es esencial, ya que esta anomalía puede desencadenar problemas dentales significativos a largo plazo si no se aborda adecuadamente.

Los dientes cónicos, si no se tratan a tiempo, pueden generar complicaciones preocupantes. Estos dientes pueden moverse de manera inesperada, contribuyendo a una mala alineación dental que puede afectar la mordida y la función bucal. Con el tiempo, existe la posibilidad de que estos dientes se aflojen progresivamente, aumentando el riesgo de desarrollar enfermedades periodontales que comprometen la salud de las encías y el soporte dental.

Es fundamental estar atento al desarrollo de la dentición de los niños, especialmente durante el recambio dental, para detectar cualquier irregularidad, incluyendo la presencia de dientes conoides. Además, integrar controles dentales regulares en la rutina familiar es clave. Un odontólogo especializado puede identificar problemas que podrían pasar desapercibidos para el ojo no entrenado, permitiendo abordar cualquier anomalía a tiempo y evitar complicaciones mayores en el futuro.

No subestimes la importancia de la atención dental temprana y regular. Observar detenidamente el desarrollo dental y contar con la guía de profesionales dentales puede prevenir complicaciones futuras y asegurar una salud bucal óptima a lo largo del tiempo.

En la búsqueda de una sonrisa perfecta en la Clínica Dental de la Dra. Borro

En la Clínica Dental de la Dra. Borro, entendemos la importancia de abordar estas particularidades dentales con precisión y cuidado. Nuestro compromiso radica en ofrecer tratamientos de estética dental personalizados y de vanguardia, desde ortodoncias hasta microcarillas y coronas dentales, adaptados a las necesidades únicas de cada paciente. Confía en nosotros para recuperar la armonía de tu sonrisa y disfrutar de la confianza que brinda una salud bucal restaurada y una estética dental impecable. La detección temprana y la acción adecuada aumentan las posibilidades de abordar con éxito los problemas relacionados con los dientes conoides. Pide cita en la Clínica de la Dra. Borro y recibe todas las garantías de estar en las mejores manos para tus tratamientos de estética. Nuestro equipo médico está especializado en lograr sonrisas maravillosas y brillantes. ¡En nuestra clínica, tu sonrisa está en las mejores manos!

Odontóloga - Directora Clínica Licenciada en Odontología por la Universidad Europea de Madrid. Máster oficial en Endodoncia Avanzada, Universidad Europea de Madrid. Diplomada en Cirugía Bucal, Universidad Complutense de Madrid.

Close Menu