Skip to main content
search

El dolor de dientes por nervios, es una sensación dolorosa aguda o crónica que se origina en los nervios que rodean los dientes. Este tipo de dolor puede presentarse debido a diversas causas, como la inflamación o irritación de los nervios dentales debido a caries profundas, trauma dental, procedimientos dentales previos, infecciones o enfermedades como la neuralgia del trigémino.

El estrés y la ansiedad impactan profundamente en nuestro bienestar, afectando no solo la mente, sino también el cuerpo, incluida la salud bucal. A menudo, asociamos el nerviosismo con dolores de cabeza o dificultades para dormir, sin embargo, sus efectos se extienden a los dientes y encías. Este estado emocional puede desencadenar problemas dentales como el bruxismo (rechinar de dientes), dolor mandibular y sensibilidad dental. Aprender a gestionar estas tensiones emocionales puede prevenir el deterioro de la salud bucal. En el siguiente artículo te presentamos soluciones para cuidar tu sonrisa ante los efectos del estrés y nervios.

¿Cómo es el dolor de dientes por nervios?

La sensación dolorosa puede manifestarse como un dolor punzante, pulsátil o constante, y puede ser desencadenada por estímulos externos como el calor, el frío o el contacto con los dientes. El dolor de dientes por nervios puede ser debilitante y afectar la calidad de vida, por lo que buscar atención dental es crucial para determinar la causa subyacente y recibir el tratamiento adecuado para aliviar el dolor y tratar la condición.

¿Cómo se relacionan los nervios y la boca?

Los nervios y la boca están interconectados de manera compleja, desempeñando roles vitales en diversas funciones. Los nervios orofaciales, provenientes principalmente del trigémino, controlan la sensibilidad y la función motora de la boca. Estos nervios transmiten señales sensoriales que permiten sentir el tacto, el dolor, la temperatura y otras sensaciones en los dientes, las encías, la lengua y la cara.

Además de la sensibilidad, los nervios también regulan funciones motoras como la masticación, el habla y los movimientos faciales. La comunicación entre el cerebro y estos nervios permite acciones tan cotidianas como hablar, comer y expresar emociones faciales.

Cuando hay problemas, como caries profundas, traumatismos, infecciones o trastornos nerviosos como la neuralgia del trigémino, los nervios en la boca pueden verse afectados, provocando sensaciones dolorosas, hormigueo, entumecimiento o pérdida de sensibilidad. 

La relación entre los nervios y la boca es fundamental para la sensibilidad, función y salud general de la cavidad oral, por lo que mantener su integridad es crucial para el bienestar bucal.

Principales causas del dolor de dientes por nervios

El dolor de dientes por nervios puede tener diversas causas, entre las cuales se encuentran:

Caries profunda

Las caries avanzadas pueden penetrar hasta la pulpa dental, donde se encuentran los nervios y vasos sanguíneos. La exposición de la pulpa a las bacterias y los irritantes puede causar inflamación, dolor intenso y sensibilidad al calor y al frío.

Traumatismo dental

Golpes, caídas o lesiones en la boca pueden dañar los nervios dentro de los dientes. Dependiendo de la gravedad del traumatismo, el dolor puede ser agudo y persistente, y a veces, puede requerir tratamiento para salvar el diente.

Procedimientos dentales

Algunos tratamientos, como las obturaciones profundas o las endodoncias (tratamiento de conducto), implican manipulación de los nervios dentales. Aunque estos procedimientos buscan aliviar el dolor, en ocasiones pueden causar molestias temporales antes de que el diente se recupere por completo.

Infecciones dentales

Las infecciones bacterianas pueden afectar la pulpa dental, causando una condición conocida como pulpa infectada o absceso dental. Estas infecciones pueden ser extremadamente dolorosas y, si no se tratan, pueden causar daños en los tejidos y propagarse a otras áreas.

Bruxismo

El rechinar de dientes involuntario y constante puede desgastar el esmalte dental y ejercer presión sobre los nervios, lo que resulta en sensibilidad y dolor en los dientes y las encías.

Enfermedades del nervio trigémino

La neuralgia del trigémino es una afección dolorosa que afecta al nervio trigémino, generando episodios de dolor intenso y punzante en áreas específicas de la cara, incluyendo la boca y los dientes.

Sensibilidad dental

La exposición de la dentina debido al desgaste del esmalte o a la retracción de las encías puede provocar sensibilidad dental, lo que resulta en dolor transitorio al ingerir alimentos fríos, calientes o dulces. Esta sensibilidad se debe a la exposición de los túbulos dentinarios que comunican con los nervios dentales.

¿Cómo calmar el dolor de dientes por nervios?

Calmar el dolor de dientes causado por nervios puede requerir diferentes enfoques dependiendo de la causa. Aquí hay algunas medidas que podrían ayudar a aliviar el malestar:

Analgesia

Los analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno o el paracetamol, pueden reducir temporalmente el dolor. Sigue las indicaciones de dosificación y consulta con un profesional de la salud antes de usar cualquier medicamento.

Enjuague con agua salada

Realizar enjuagues suaves con agua tibia y sal puede ayudar a reducir la inflamación y aliviar el malestar en la zona afectada.

Compresas frías

Aplicar una compresa fría en el área externa de la mandíbula, en intervalos cortos, puede disminuir la inflamación y adormecer la zona dolorida.

Evitar alimentos y bebidas extremadamente calientes o fríos

Consumir alimentos y bebidas a temperatura ambiente o tibios puede disminuir la sensibilidad dental.

Evitar alimentos duros y pegajosos

Alimentos duros o pegajosos pueden agravar el dolor dental, así que trata de evitarlos hasta que el malestar disminuya.

Higiene oral adecuada

Mantener una buena higiene bucal cepillando suavemente los dientes y usando hilo dental puede reducir la irritación en la zona afectada.

Consultar a un dentista

Es fundamental buscar atención profesional lo antes posible para identificar la causa del dolor y recibir el tratamiento adecuado. Dependiendo de la causa, el dentista puede recomendar un tratamiento específico, como una endodoncia, antibióticos para una infección o un procedimiento para tratar la sensibilidad dental.

Es crucial buscar atención dental si se experimenta dolor de dientes por nervios para determinar la causa subyacente y recibir el tratamiento adecuado para aliviar el dolor y tratar la condición específica. El estrés y los nervios dañan nuestra salud oral. Por ello, es importante saber cuándo estamos soportando una excesiva carga mental e intentar reducirla. Si necesitas revisar la salud de tu boca, ponte en contacto con la Clínica Dental de la Dra. Irene Borro.

¡Alivia el dolor de dientes por nervios! Tu salud bucal en las mejores manos en la Clínica dental Dra. Irene Borro

Enfrentar el dolor dental debido a problemas nerviosos es fundamental para recuperar la calidad de vida y la salud bucal. En la Clínica Dental de la Dra. Irene Borro, entendemos la angustia que causa el dolor de dientes y la importancia de un tratamiento preciso. Nuestro equipo especializado aborda las causas del dolor de dientes, desde caries profundas hasta traumatismos dentales, ofreciendo soluciones efectivas y personalizadas para aliviar el malestar y restaurar la funcionalidad oral.

La Dra. Irene Borro y su equipo están comprometidos con la excelencia en el cuidado dental, priorizando la comodidad del paciente y empleando tecnología de vanguardia para diagnósticos precisos y tratamientos efectivos. Nuestra atención integral se extiende más allá del alivio del dolor, apuntando a preservar la salud a largo plazo y ofrecer una experiencia dental gratificante.

¡No pospongas el alivio de tu malestar dental! En nuestra clínica, recibirás atención experta y compasiva para recuperar la sonrisa que mereces. Confía en la experiencia y el compromiso de la Clínica Dental de la Dra. Irene Borro para cuidar tu salud bucal y aliviar el dolor dental por nervios con eficacia y dedicación.

Odontóloga - Directora Clínica Licenciada en Odontología por la Universidad Europea de Madrid. Máster oficial en Endodoncia Avanzada, Universidad Europea de Madrid. Diplomada en Cirugía Bucal, Universidad Complutense de Madrid.

Close Menu