fbpx Skip to main content
search

Las infecciones en la cavidad bucal pueden aparecer alrededor de los terceros molares e incluso alrededor de las muelas del juicio. Estas infecciones son principalmente: pericoronaritis, adenoflemones o flemón, siendo las más habituales las pericoronaritis.

Si quieres saber más acerca de la pericoronaritis, sigue leyendo.

¿Qué es la pericoronaritis?

La pericoronaritis es un tipo de infección que afecta a los tejidos blandos que se encuentran alrededor de la corona de un diente parcialmente erupcionado, por lo general afecta a los terceros molares inferiores.

A su vez, dicha infección se produce en los restos del folículo, los cuales estarán comprendidos entre la corona de la pieza dental, el hueso circundante y el propio tejido gingival.

Tipos de pericoronaritis

Es importante mencionar que esta infección puede ser aguda, subaguda o crónica:

  • Pericoronaritis aguda

Esta suele tener una evolución variable, que va hacia la remisión espontánea por influencia del tratamiento o incluso hacia una pericoronaritis subaguda.

En cuanto a su sintomatología, esta va desde dolor espontáneo en la zona retromolar hasta molestias al masticar.

En el examen intrabucal, se puede apreciar que la mucosa estará enrojecida, bastante edematosa y, además, con una serie de indentaciones de las cúspides de las piezas dentales antagonistas.

  • Pericoronaritis subaguda

Una pericoronaritis subaguda puede evolucionar a la regresión completa o, en su defecto, a una progresión hacia los tejidos cercanos. En la clínica, el paciente experimentará dolor intermitente e intenso, el cual, en ciertas ocasiones, puede irradiarse hacia distintas zonas de la cara, como podría ser el oído. Además, también se puede acompañar de supuración con una encía inflamada y rojiza.

  • Pericoronaritis crónica

Por su parte, la pericoronaritis crónica se caracteriza por cursar con molestia local que se irradia hacia la zona auricular. Este dolor tiende a ser de tipo sordo o con leves molestias, que duran alrededor de un día y que se espacian con remisiones por incluso varios meses.

Causas de la pericoronaritis

Cuando una muela del juicio está en proceso de erupción, ejercerá bastante presión sobre la encía hasta lograr perforarla y entrar en contacto con la pieza dental antagonista; esto se conoce como erupción activa.

Posteriormente, la encía se retrae, dejando expuesta toda la corona del diente; dicho proceso se llama erupción pasiva. Este proceso puede desencadenar una infección debido a diferentes factores:

  • Falta de espacio en la arcada para la muela del juicio.
  • La muela no sale recta, lo que ocasiona que se impacte con el diente adyacente.
  • La encía que se encuentra por encima del molar es excesivamente gruesa, por lo que se mordisquea con la muela superior.
  • Se trata de un lugar complicado para mantener una buena higiene, ya que es el molar más alejado a la hora del cepillado.

Todo esto ocasiona que, una vez que la muela del juicio perfore la encía, las bacterias y los restos de alimentos se alojen entre la muela y la encía, desencadenando un proceso infeccioso e inflamatorio de las encías.

Pericoronaritis síntomas

Como ya mencionamos anteriormente, la pericoronaritis es un proceso inflamatorio bastante doloroso e incómodo para el paciente. Entre los principales síntomas que podemos encontrar, están:

  • Dolor en la mandíbula.
  • Inflamación significativa y edema de la zona de la mejilla.
  • Hinchazón de la encía que se encuentra alrededor de la muela del juicio.
  • Supuración e incluso sangrado de la encía.
  • Mal sabor de boca y mal aliento.
  • Fiebre y malestar general.
  • Inflamación de los ganglios submandibulares.
  • Trismus, es decir, dificultad para una normal apertura bucal y dificultad al momento de masticar.

¿Cuánto tiempo dura el dolor y la infección en la pericoronaritis?

Si esta no se trata adecuadamente, estamos ante una infección que puede llegar a durar bastante tiempo. Esto se debe a que la propia temperatura y humedad de la cavidad bucal favorecen la proliferación de bacterias y, por ende, facilitan la infección. Es por eso que en los casos más complicados puede incluso aparecer pus y afectar a los ganglios de la banda infectada e incluso provocar dolor de oído.

Para evitar que esta enfermedad perdure por mucho tiempo, es de suma importancia que ante la presencia de cualquiera de los síntomas anteriormente mencionados visites a tu odontólogo. Con antibióticos y el tratamiento adecuado, en tan solo unos días, se reducirá significativamente la inflamación y se aliviará el dolor.

Tratamiento de la pericoronaritis

El tratamiento de esta enfermedad se realiza en tres pasos:

  • Diagnóstico

Lo primero que hay que hacer es valorar la posición en la que se encuentra la muela del juicio y el nivel de higiene del paciente. Por lo general, se realiza una radiografía panorámica que es útil para la valoración del hueso, nervio dentario inferior, caries y/o afección de las piezas dentales adyacentes.

  • Tratamiento sintomático inicial

Posteriormente, el odontólogo le dará al paciente una serie de técnicas de higiene para limpiar la zona alrededor de la muela del juicio. Además, en la consulta se anestesia la zona y se limpia suavemente para eliminar cualquier resto de alimentos y bacterias que pueden estar alojadas entre la encía y el diente.

En caso de existir un absceso, se procede a drenar para que salga el pus y mejoren los síntomas. Por último, se limpia dicha zona con clorhexidina. En caso de ser necesario, el odontólogo también puede prescribir antibióticos y antiinflamatorios.

  • Extracción dental

En ciertas ocasiones, con el tratamiento anterior es suficiente para que la pericoronaritis se solucione y el molar erupcione sin más complicaciones. Sin embargo, en otros casos, la pericoronaritis tiende a regresar a los pocos meses debido a la malposición del molar, lo que impide una adecuada higiene y en cuyo caso lo más recomendable es la extracción dental.

¿Se puede prevenir la pericoronaritis?

Aquellas personas que tengan un elevado nivel de placa bacteriana serán más propensas a sufrir este tipo de proceso infeccioso. Es por esa razón que los odontólogos recomiendan mantener buenos hábitos de higiene bucodental. De esta manera, se elimina cualquier resto de alimento que se encuentre en nuestros dientes y encías, lo que disminuye el riesgo de padecer pericoronaritis.

Recibe el tratamiento adecuado contra la pericoronaritis en la Clínica Dental Dra. Borro

Si presentas algún síntoma de pericoronaritis solicita tu primera visita gratuita en la Clínica Dental de Madrid, y valoraremos de forma personalizada tu caso.

Contamos con un equipo de profesionales en constante formación en las diversas áreas de la odontología (implantología, periodoncia, odontopediatría, entre otras), que con equipos modernos de última generación y técnicas de vanguardia solucionarán de forma óptima cualquier problema bucodental.

¿Necesitas más información? Contáctanos.

Odontóloga - Directora Clínica Licenciada en Odontología por la Universidad Europea de Madrid. Máster oficial en Endodoncia Avanzada, Universidad Europea de Madrid. Diplomada en Cirugía Bucal, Universidad Complutense de Madrid.

Close Menu