fbpx

El verano ya está aquí y muy probablemente ya estarás disfrutando de esas comidas en las que hundes tus dientes en la carne que sale directamente de la parrilla o en delicias congeladas. Sin embargo, para aquellos que han perdido una o más piezas dentales, el plan puede sonar un tanto doloroso.

La falta de un solo diente puede dificultar la masticación y el habla. Afortunadamente, hay una manera de acabar de disfrutar este verano y los que están por venir: poniéndote un implante dental.

Los implantes dentales son la solución número uno en términos de restauración dental, especialmente durante la época estival. El aumento de su popularidad depende en gran medida por su capacidad de mejora en algo tan esencial como la masticación. Además, y desde el punto de vista estético, se aprecian como cualquier diente natural e incluso coinciden con el tono de tus otras piezas dentales. Por ello, los implantes son la mejor solución frente a la perdida de un diente, ya que gracias a ellos podrás lucir una sonrisa deslumbrante este verano. A continuación, enumeraremos sus ventajas y como podemos ayudarte con nuestro servicio de implantología en Madrid.

Beneficios de los implantes dentales

Los implantes dentales superan a todas las demás soluciones de restauración dental por muchas razones. Entre ellas se encuentran su atractivo estético, durabilidad, funcionalidad y longevidad. Esencialmente, sientes el implante como un diente natural diseñado para durar toda la vida. Sin embargo, hay algunos beneficios que de los que no se habla lo suficiente.

Para empezar, cabe destacar la capacidad de un implante dental para proteger tus otros dientes y evitar que se desplacen. Y es que, para cubrir la falta de un diente, es posible que el resto se desplacen para ocupar su lugar ocasionando dolores intensos en la mandíbula. Con un implante dental este problema se elimina y podrás disfrutar de las noches de verano y de juego con tus hijos sin dolor alguno.

Por otra parte, también destacan por su capacidad de retención en cuanto a la estructura facial. La falta de un diente conlleva el posterior deterioro de la mandíbula por la pérdida de hueso. Con el tiempo, esto puede causarte una apariencia facial envejecida, por lo que la colocación de un implante dental puede prevenir este problema con un injerto óseo previo para que el implante se adhiera a él sin dificultad.

Por último, los implantes dentales no requieren el cuidado necesario de las dentaduras postizas. Para cuidar un implante dental, tu dentista en Madrid te aconsejará que cepilles tus dientes como lo haces normalmente y que uses hilo dental.

Cuanto antes empieces, mejor

El procedimiento que culmina en un implante dental puede tardar entre 4 y 6 meses, siendo el periodo más largo la cicatrización en la que el implante se une al hueso maxilar. Optar por un implante dental ahora es asegurarte de contar con unos dientes fuertes y saludables durante los próximos veranos.

Habrás escuchado que los implantes dentales de carga inmediata solamente necesitan un día. Se trata de un dato cierto, ya que el implante y su corona se colocan en un mismo día. Sin embargo, tu hueso mandibular necesitará de 4 a 6 meses para sanar y unirse al implante de titanio. Por lo que, si decides comenzar un tratamiento de Implantología, lo mejor que puedes hacer es dejarte aconsejar por tu dentista de confianza en Madrid, quien te explicará cuál es el tratamiento ideal para ti.

Siéntete seguro de tu sonrisa este verano y restaura tus dientes perdidos con implantes dentales consultándonos sobre de nuestro servicio de Implantología en Madrid. ¡Te esperamos!

Dra. Irene Borro

Directora de la Clínica Dental Dra. Irene Borro Licenciada en Odontología por la Universidad Europea de Madrid en el año 2005. Máster oficial en Endodoncia Avanzada, Universidad Europea de Madrid. Diplomada en Cirugía Bucal, Universidad Complutense de Madrid. Miembro de la Sociedad Española de Endodoncia (AEDE).

Abrir chat