Skip to main content

La muela retenida o impactada es una condición común en la cual una muela, generalmente el tercer molar o muela del juicio, no logra erupcionar completamente o queda atrapada en el hueso o tejido de las encías. Esta situación puede causar diversos problemas y requiere atención odontológica especializada.

¿Por qué ocurren la muela retenida o impactada?

Existen varias razones por las cuales las muelas pueden quedar retenidas o impactadas. En muchos casos, la mandíbula no tiene suficiente espacio para acomodar la muela de manera adecuada, lo que provoca que quede atrapada. Además, la posición incorrecta de la muela o su crecimiento en un ángulo anómalo también puede contribuir a este problema.

Causas de la muela retenida o impactada

Existen varias razones por las cuales las muelas pueden quedar retenidas o impactadas. Algunos de los factores más comunes incluyen:

  • Espacio insuficiente en la mandíbula para acomodar las muelas.
  • Desalineación de las muelas debido a la falta de espacio en la arcada dental.
  • Posición incorrecta de las muelas, inclinadas o giradas.
  • Obstrucción por encía o hueso que impide la erupción normal.

Síntomas y problemas asociados

Las muelas retenidas o impactadas pueden causar una serie de síntomas y problemas, tales como:

 

  • Dolor e inflamación en la zona afectada.
  • Dificultad para abrir la boca completamente.
  • Irritación de la encía circundante.
  • Infecciones recurrentes.
  • Formación de quistes o tumores benignos.
  • Desplazamiento de los dientes adyacentes.

Diagnóstico de la muela retenida o impactada

El diagnóstico de las muelas retenidas o impactadas se realiza mediante un examen clínico y radiografías dentales. Estas imágenes nos permiten evaluar la posición de las muelas y determinar el mejor enfoque de tratamiento.

Tratamiento para la muela retenida o impactada

El tratamiento para las muelas retenidas o impactadas depende de la gravedad del caso y la posición de las muelas. A continuación, presentamos algunas opciones comunes de tratamiento:

Extracción quirúrgica

En muchos casos, la extracción quirúrgica es el tratamiento más recomendado para las muelas retenidas o impactadas. Se efectúa mediante una intervención quirúrgica en la que se hace una incisión en la encía y se remueve la muela afectada. Este procedimiento se ejecuta bajo anestesia local para garantizar la comodidad del paciente.

Ortodoncia

En algunos casos, especialmente cuando las muelas retenidas están causando problemas de alineación dental, se puede recomendar un tratamiento ortodóntico. Mediante el uso de aparatos dentales, se crea espacio en la arcada dental para permitir la erupción adecuada de las muelas retenidas. Este enfoque puede requerir tiempo y paciencia, pero puede evitar la necesidad de una extracción quirúrgica.

Otros tratamientos

En situaciones especiales, existen otras opciones de tratamiento disponibles. Por ejemplo, si la muela retenida está causando infecciones recurrentes, se puede prescribir un tratamiento antibiótico para controlar la infección antes de proceder a la extracción. También se pueden considerar técnicas de descompresión para aliviar la presión alrededor de la muela retenida y promover su erupción.

 

Prevención de la muela retenida o impactada

Si bien no siempre es posible prevenir el desarrollo de muelas retenidas o impactadas, se pueden tomar medidas para reducir el riesgo. Algunas recomendaciones incluyen:

  • Visitar regularmente al odontólogo para revisiones dentales y radiografías.
  • Seguir una buena higiene bucal, que incluya cepillado y uso de hilo dental.
  • Mantener una alimentación saludable y equilibrada que promueva el desarrollo adecuado de los dientes y la mandíbula.
  • Consultar con el odontólogo si se experimenta dolor o molestias en la zona de las muelas.

Cuidados posteriores al tratamiento

Después de someterse a un tratamiento para las muelas retenidas o impactadas, es importante seguir las indicaciones y recomendaciones del odontólogo. Algunos cuidados posteriores comunes incluyen:

 

  • Tomar los medicamentos recetados según las instrucciones.
  • Evitar alimentos duros, calientes o picantes que puedan irritar la zona tratada.
  • Mantener una buena higiene bucal, evitando cepillar la zona tratada durante las primeras 24 horas y luego haciéndolo suavemente.
  • Realizar enjuagues bucales con soluciones recomendadas por el odontólogo para controlar la inflamación y prevenir infecciones.

Obtén una sonrisa saludable en la Clínica Dental Irene Borro

En la Clínica Dental Irene Borro, entendemos la importancia de tu salud bucal y nos comprometemos a brindarte la mejor atención posible. Nuestra clínica se distingue por ofrecer un enfoque personalizado y centrado en el bienestar de nuestros pacientes. Nos esforzamos por escuchar tus necesidades y preocupaciones, brindándote un trato cálido y amigable en cada visita.

No pospongas tu salud bucal. Obtén acceso ahora a la Clínica Dental Irene Borro y descubre cómo podemos ayudarte a resolver los problemas de tus muelas retenidas o impactadas. Nuestro equipo experto está esperando para ofrecerte una atención de calidad y brindarte la sonrisa que mereces.

¡Agenda tu cita hoy mismo y comienza tu camino hacia una sonrisa saludable con la Clínica Dental Irene Borro!

 

Odontóloga - Directora Clínica Licenciada en Odontología por la Universidad Europea de Madrid. Máster oficial en Endodoncia Avanzada, Universidad Europea de Madrid. Diplomada en Cirugía Bucal, Universidad Complutense de Madrid.

Close Menu