fbpx

La sonrisa es sin duda uno de nuestros rasgos más importantes y que son definitorios de las características del rostro e incluso podríamos afirmar que demuestra grandemente nuestra personalidad. Una sonrisa estética empieza por ser muy cuidada y para lograrlo se debe mantener una adecuada higiene bucodental.

Pero no solo debemos ocuparnos de los dientes, de su salud y su correcta alineación en la cavidad bucal, también se debe cuidar la armonía entre las piezas dentales, las encías, los labios y todo el conjunto de la boca en general, ya que esto será primordial para lograr una sonrisa bella.

Sin embargo existen múltiples afectaciones generales que perturban la relación armoniosa entre los componentes del rostro una de ellas es la sonrisa gingival. En la Clínica Dental de la Dra. Borro queremos ofrecerte la mayor información sobre esta afectación la cual sin duda puede ser combatida efectivamente y sin mayores riesgos. 

¡Te invitamos a que continúes con la lectura de este post para obtener más información sobre esta condición!

¿Qué es la sonrisa gingival?

Conocemos a la sonrisa gingival como una alteración facial, la cual se focaliza especialmente en la sonrisa y que destaca por la excesiva exposición del tejido gingival o lo que llamamos comúnmente encías al momento de sonreír.

Esta malformación facial presenta también en varios casos un exceso vertical del maxilar superior, lo que hace ver al paciente con una cara demasiado larga y con poca armonía.

La sonrisa gingival tiene entre sus efectos más destacados el hecho de que la persona no se encuentre conforme con su estética facial, además produce problemas de hipersensibilidad al frío o maloclusión, esto en caso de que la sonrisa gingival tenga como origen un desarrollo anormal e indefinido de los dientes o el hueso maxilar.

También la conocemos como sonrisa alta y se da cuando se ven las encías más grandes y resaltantes por encima de los superiores. Por lo general se diagnostica cuando se enseñan más de 2-4 mm de encía, pero siendo la percepción muy subjetiva ante cada paciente y depende de las proporciones individuales del rostro.

¿Cuáles son las causas de la sonrisa gingival?

Esta condición facial tiene numerosas causas, las cuales son vitales de determinar para llevar a cabo el tratamiento para solucionar esta situación. 

Algunas de estas causas son las siguientes:

  1. Como la más común mencionamos a la cantidad excesiva de tejido gingival (encías) en la mandíbula superior siendo este el resultado de la aparición anormal de las piezas dentales. Si observamos los dientes cubiertos por mucha encía estos parecen ser cortos, aun siendo estos de la longitud correcta. Siendo la incorrecta higiene dental un detonante para la inflamación de las encías.
  2. El proceso de desgaste de los dientes también puede tener origen en los cambios en la relación de la encía y las piezas dentales. Causando lo que llamamos erupción compensatoria, donde los dientes entran en erupción avanzando sin control hacia los dientes antagonistas. Esto sucede al compensar el desgaste.
  3. También se origina si el músculo que controla el movimiento del labio superior es hiperactivo, originando que el labio superior se mueva mucho más de lo habitual. Cuando esto sucede las encías son expuestas mayormente al sonreír.
  4. La forma desproporcionada en la que el hueso de la mandíbula superior crece y se desarrolla rápidamente es un agente provocador a la aparición de la sonrisa gingival. Tomando por ejemplo cuando el maxilar superior es demasiado prominente y no pasa desapercibido.

¿Cuáles son los tratamientos para la sonrisa gingival?

Por supuesto que esta condición molesta tiene solución médica. Los tratamientos deben ser considerados y ejecutados por especialistas en salud bucodental, ya que estos determinarán el origen de la condición y podrán realizar el diagnóstico correspondiente para aplicar el tratamiento adecuado según la persona.

Generalmente se conocen dos tipos de tratamientos, pero igualmente se han hecho estudios para conseguir otras formas de ataque para la sonrisa gingival:

  1. La técnica más aplicada es la cirugía ortognática bimaxilar, la cual se encarga de colocar el maxilar hacia arriba y eliminar el exceso de encías en la cavidad bucal. Generalmente estas personas reciben un tratamiento de ortodoncia previo a la cirugía. Este tratamiento se conoce también como gingivectomía.
  2. También se aplica un tratamiento de ortodoncia que se combina con un tratamiento periodontal. El trabajo de la ortodoncia se encarga de fijar los dientes fuera de línea y el trabajo periodontal se encarga de reducir el exceso de encías los cuales cubren los dientes en los pacientes afectados con sonrisa gingival. El procedimiento es conocido como alargamiento de coronas, en este el especialista en salud bucodental retira el exceso de tejido gingival para dejar al descubierto la superficie del diente.

De igual manera  se puede aplicar un tratamiento llamado miotomía, el cual es una pequeña cirugía que debilita el músculo elevador del labio superior que se ubica entre la encía y el labio. Cuando los dientes son demasiado pequeños, algunos especialistas prefieren la colocación de carillas o coronas.

También hay que tener en cuenta que cuando el origen de la deformidad se encuentra en la contracción de los labios el problema se puede solventar con bótox, pero se debe tener en cuenta que este es un tratamiento temporal y reversible.

¿Qué otra alternativa hay para solucionar la sonrisa gingival?

La toxina botulínica es una proteína producida por la bacteria conocida como Clostridium botulinum y  ha sido identificada recientemente como una opción para el tratamiento de la sonrisa gingival. 

El tratamiento con toxina botulínica de tipo A se ha considerado como una posible alternativa para atacar estos casos sin importar la gravedad. Sus efectos reversibles y su manejo sencillo lo ha posicionado como una opción bastante viable para atacar la sonrisa gingival más que todo ocasionada por la hiperfunción de los músculos elevadores del labio superior.

¿Cómo saber si  he derrotado a la sonrisa gingival?

Para determinar la línea de sonrisa más acorde para cada persona, hay que tener en cuenta diversos factores entre los que mencionamos:

  • El tamaño y la forma de los labios.
  • Los músculos de la cara.
  • La forma y tamaño de las piezas dentales.
  • El tejido gingival, más conocido como encías.

Es importante conocer que para tener una línea de sonrisa mucho más llamativa, el tejido de la encía visible debe poseer contornos equilibrados que se ayuden a complementar con el labio superior.

¿Por qué tratar la sonrisa gingival?

Después del tratamiento de la sonrisa gingival el cambio estético facial es increíble. La sonrisa tiende a ser más agradable y equilibrada entre la arcada de la dentadura del maxilar y la mandíbula.

En los casos de tratamiento de la conocida cirugía ortognática, el rostro que generalmente se muestra alargado en los pacientes con sonrisa gingival se va observando más redondeado y armónico debido a la impactación del maxilar, obteniendo una clara armonía entre los rasgos faciales.

La Clínica Dra. Borro es tu mejor aliada contra la sonrisa gingival

En la Clínica Dental de la Dra. Irene Borro encontrarás al mejor equipo de especialistas profesionales que podrán asesorarte y ayudarte en el tratamiento contra esta molesta condición. Por supuesto siempre teniendo en cuenta la determinación del tratamiento más adecuado según el origen de la condición.

La estética y belleza facial no es un juego, por lo que te invitamos a que visites nuestra web y conozcas mucho más de los servicios que te ofrecemos.

¿A qué esperas? ¡Visítanos y comprueba por ti mismo la gran calidad de nuestros servicios!

Dra. Irene Borro

Odontóloga - Directora Clínica Licenciada en Odontología por la Universidad Europea de Madrid. Máster oficial en Endodoncia Avanzada, Universidad Europea de Madrid. Diplomada en Cirugía Bucal, Universidad Complutense de Madrid.

Abrir chat